11 de febrero de 2009

Nuevos poemas...

.............................................................Foto: "Jálama" de Aída Acosta


Ven pronto

que no se acabe la tarde

que este sol de naranjas

nos alumbre las manos

la luna se corona

con un mordisco

y la luz tiene el pespunte

de la tranquilidad.

No quiero que se acabe la tarde

ven pronto

que cuando se vista de farolas

tú me abraces

ven pronto

que cuando los gatos duerman

yo te bese.


....................................Eljas 08-01-2009

6 comentarios:

Corihuayta dijo...

Escribes muy bien, me agradó el poema a la niña de arena, es tan humana.
Además, concuerdo con aquello que escribimos de los que no está, de los deseos, de los recuerdos casi siempre.
Saludos, Jennifer.

Sonia Betancort dijo...

Este poema transmite muchísima paz, Aída, como cuando el amor que se espera coincide exactamente con el amor que se vive. Un abrazo enorme, te quiere
Sonia

CBS dijo...

Aída:
Me ha encantado tu poema. Lo he saboreado con quietud emocionante. Una quietud unida a un desasosiego por el deseo de la venida del aquel ser que se espera. ¡Precioso!
Que la calma del Jálama, que ya ebulle primavera, te inunde y te inspire.
Tomás Acosta -hijo- ha presentado un libro sobre leyendas urbanas estos días en Salamanca. ¿Es el hijo del Tomás Acosta que yo conozco de Navafrías? Lo he leído en prensa. Si es así, enhorabuena.
Un abrazo a esa tierra que tantos recuerdos me transmite y un fuerte abrazo desde Salamanca.
Carlos Blanco

Aída Acosta dijo...

Gracias por vuestros comentarios, se agradecen.
Carlos, me temo que Tomás Hijo, es otra persona y que no se llama Acosta. Por cierto Jálama ya empieza a calzarse la primavera desde las entrañas.
Un roce de alas.

Anónimo dijo...

Hola Aída, que bueno estar cerca de Jalama en Primavera!
Un abrazo

María López

Aída Acosta dijo...

Querida María, tú llevas a Jálama y la primavera en tu corazón.
Un fuerte abrazo.