25 de mayo de 2014

Nuevos poemas...



Amarrado, así estás,
preso de ti
no puedes liberarte
no quieres liberarte.

La golondrina revolotea
 en la húmeda nuca
busca la gota que endurezca
el barro para su nido;
ilusa de su libertad
bebe la amargura del encadenado.

Esclavizado, así estás,
atado a ti
y así seguirás cuando la golondrina
levante su vuelo hacia la luz.


                                                               Moraleja, 07-01-2014
                                                            Aída Acosta

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso poema. Llega tan adentro que algunas personas solo pueden reflexionar, sobre el vacío tan grande que algo o alguien han dejado en su vida.

Carlos Blanco dijo...

Es época de golondrinas volanderas, Aída, y tú eres una de ellas. ¡Vuela! Gracias por tu poema.