23 de marzo de 2011

Sol abierto

..................................................................................................Foto:Aída Acosta

Queridos lectores, después de estos meses regresan los versos con fuerza primaveral. He rescatado este poema escrito hace tiempo, pertenece al poemario inédito "Amor sin levadura". Espero disfrutéis con su lectura...



Se me agarra el precipicio
como un temblor al vientre
no quiero pronosticar más pérdidas
ya fueron muchas desilusiones.
Sé que estás masticando la nube
que encontraste en el bolsillo
sé que tu aguacero huele a miedo
sé que el amor se encuentra siempre
al borde de los abismos
y arriesgar es volar con alas nuevas.
Sé que miras nada
y mientras tanto piensas
que yo estoy lejos.
Sé que tras mis besos
llegan los labios de la incertidumbre
a sopesar tu fuerza.
Sé que al vernos se disiparán tus dudas
sé que llegará el amor sin interferencias
sé que encontrarás la quietud en mis brazos
que los días serán una reunión
de sol abierto.

4 comentarios:

trapecista dijo...

muy bonito. grata vuelta!!

Carlos Blanco dijo...

Tus versos regresan, deliciosos, como la tan deseada primavera.
Sé que este prado, entre lluvia de libélulas, se engalanará con tus versos cada día.
Que las musas te colmen.
Un beso.

Benito Gonzalez dijo...

Tus versos siempre contienen belleza, tan plenos de delicadeza. La primavera seguro que llenara tus poemas de soles abiertos y lunas enamoradas. Un beso

Aída Acosta dijo...

Mil gracias a vuestras palabras tan llenas de cariño.