16 de septiembre de 2010

Nuevos poemas...

...............................................................................Foto: Aída Acosta


Este espeso día

no rompe en aguacero

es cuestión de alquimia

necesito tus ojos, el té

el racimo de especias

cardamomo, canela, jenjibre

y esta tibieza lánguida

de la soledad de los pájaros.

Se acumula la tarde de nigrum

evocación de lluvia mansa y fértil

un olor de jazmín en la memoria

una llave perdida en los recuerdos.

Sólo cuando las palmeras

comienzan su danza,

sólo cuando absorto

miras mi rostro,

los pasos se empujan

hacia el camino iniciado

hacia el agua, el amor

la pasión, la duda.

Y las horas perdidas

caen entre las manos

como una luz

abierta al infinito.

12 comentarios:

Sonia Betancort dijo...

Hacía mucho que no venía por aquí, Aída! Encuentro en tus nuevos poemas, la profundidad y la calma, la plenitud y el misterio. Muchísimos abrazos!!

Magu Duarte dijo...

* Poesía en vena... ¡ Qué bueno encontrar tus versos de nuevo !

Muak

Aída Acosta dijo...

Gracias Sonia, quizá la edad otorgue esa profundidad...
Querido Magu, qué alegría encontrarte en un vuelo de libélula.
Besos a los dos

http://CHACHIYCALACALA.blogspot.com dijo...

¡Qué bien, traspasar la alambrada de tu Blog y encontrarme con este poema que sabe a uvas de un racimo olvidado en la vid tras la vendimia!
¡Todo un placer, inmenso, refrescante e intenso! Besos y mis saludos.

Benito Gonzalez dijo...

Hola Aída, soy benito (el señor que hizo ayer las fotos, que ya tiene JM S.Terrones y seguro que ya os las envío). He entrado en tu blog para llenar mis ojos de la belleza de tu poesía. Gracias por dejarnos disfrutar de ellas. Saludos.

Aída Acosta dijo...

Gracias Carlos por tus bellas palabras.

Aída Acosta dijo...

Hola Benito, sí, claro que me acuerdo de las fotos. Me alegra que hayas disfrutado con mi poesía. Un abrazo

Mujeres Poetas Internacional dijo...

Hola hermosa poesía, te invitamos a pasar por nuestro sitio Mujeres Poetas Internacional http://mujerespoetasinternacional.blogspot.com ojala podamos contar con tu apoyo para nuestro proyecto. Un abrazo!

Aída Acosta dijo...

Gracias, pasaré por vuestro blog.
Abrazo de libélulas

José Antonio Armero Cano dijo...

Nunca creí en las palabras, palabras que se fatigan con el viento. Si tanto es así, ¿Porqué caigo yo rendido ante las tuyas?...Volveré

Ángel dijo...

Permanecer en la tibieza lánguida de las soledad de los pájaros y ver una luz abierta al infinito...
Una inmensidad escondida en tus palabras

Aída Acosta dijo...

Palabras para ti y todos los que os acercáis a esta lluvia. Saludos Ángel