28 de abril de 2010

En las aproximaciones de Mayo siempre recuerdo a mi hermano Luis con más fuerza

.......................................................................Foto "Sierra de Gata": Aída Acosta

Tiene la tarde olor
a luna desterrada,
recuerdos del valle
donde dejaste huellas
anunciando la luz
que dibuja tu ausencia.
No sé decir con exactitud
el número de pájaros
que coronan la hora
de tu partida.
Quiero desamordazar
este viento
para obligar a la tristeza
al abandono.
He caminado hacia ti
arañanado el granito
para besar tus huesos jóvenes
para alimentar mi ser
de la nada que nos habita.
He caminado hacia ti
con mi acento de lluvia
porque estás solo
porque estoy sola
y jugamos juntos
y te quise.

5 comentarios:

Carlos Blanco dijo...

Querida Aída:
quisiera que supieras que te comprendo pero, de nada serviría...
Yo, ya perdía dos seres muy queridos y he arañado el granito con mis uñas -como escribes- pero no sirve de nada...
Luis está ahí, cabalgando sobre la nube que corona el Jálama, en la sombra del Puente del Bardal que besa el agua cuando tú pasas sobre él, en el Puente del Infierno convertido en trucha, en atardecer, en oropéndola, en el frescor de las galerías de la mina, en los ranúnculos, en ...
Él sigue jugando contigo, aunque no lo veas, pero ahí está, en el viento, en todo lo que te rodea.
Disfrútalo como él hubiese querido que lo hicieras. Por él y por tí. No sufras más, aunque llegue mayo.
Aquí me tienes siempre.
Un beso para tí y los tuyos.
Carlos Blanco

Sonia Betancort dijo...

Mi querida Aída, está contigo, en tu ojos abiertos a la luz, en la mariposa que dibuja tu perfil, en la escritura de las hojas sobre un lecho invisible del río, en los aromas de tu casa, en tus abrazos y tu recuerdo apasionado, pulsando con llamaradas eternas la constancia del amor. Mil abrazos para tí y tu familia,
Sonia

Aída Acosta dijo...

Querido Carlos, tus palabras están llenas de abrazos, gracias por ellas, no pude evitar emocionarme al leerlas.
Gracias de nuevo,
Un abrazo para ti.

Aída Acosta dijo...

Mi querida Sonia,
tus palabras son de luz,
gracias por tu cercanía y tu abrazo.
Un besote para ti.

Carlos Blanco dijo...

El pasado, sábado 14 de agosto, fue un verdadero placer encontrarme con Tomás y Julia en Navasfrías. Pasamos allí todo el fin de semana, en los canchales, de mi primo Manuel Blanco.
He notado muchos cambios -para bien- en el pueblo.
Nos acercamos hasta Sabugal y Sortelha. ¡Qué cambio más brusco! En este caso, para mal. Que vuelva apronto la primavera a Portugal y la vegetación consiga cambiar nuestra visisón de esas hemosas tierras.
Espero que estés disfrutando del verano y que las musas te inunden.
Un beso y mis saludos a tu familia.
Carlos.